A mis tres años de edad, cuando mi mamá estaba finalizando sus estudios de arquitectura, ella dibujaba planos y yo me quedaba a su lado experimentando con todas sus herramientas que usaba para la facu. Tengo el recuerdo vívido de los pasteles (que aún conservo con su caja), lápices de colores (el típico mitad azul, mitad rojo) y múltiples reglas. Crecí nadando en ese universo maravilloso. Desde esos días nunca solté las hojas y los lápices. Siempre investigando y experimentando técnicas.

Fui creciendo y el destino quiso que estudiara Diseño Gráfico. Me recibí pero nunca dejé de explorar. En mi búsqueda como profesional, encontré mi propósito que es ayudar a potenciar los sueños de las personas mediante mis conocimientos.
Amante de la pintura, la naturaleza, el universo, el cine, las series, los libros y de los viajes. Cada vez que puedo navego por el mundo buscando otras culturas, inspiración y nuevas experiencias.

¿Por qué transformo Espacios?

corsos17_17
En mi primer Muestra en el Club de Música, Palermo.

Creo que todo empezó como un juego en mi adolescencia y en las paredes de mi cuarto. Era mi manera de expresarme con un pedido de color, de vida y alegría. Pintar sobre muros me genera una sensación de paz y abundancia, me siento super poderosa, es el símbolo de mayor entrega desde mi interior. Pasan las horas y no soy consciente del tiempo. Me incomoda ver paredes grises y tristes. Voy por la calle y con mis ojos lo pinto todo de colores y naturaleza. Tal vez sea una manera de dar mi granito de arena en este mundo, me genera una gran satisfacción transmitir alegría a través de mis manos.

Poco a poco logré transformar esta pasión en mi profesión y mi trabajo.

Me encanta viajar y este es el mayor viaje que estoy haciendo con pasaje de ida y no de vuelta. Crear y recrear, conocer a personas que valoran mi arte, empatizar con ellas, descubrir sus mundos, amabilidad y bondad. Sentir que con un poco de pintura los ayudo a tener más identidad y saber por ellos mismos que los hago felices! ¡CUANTA MAGIA!

Estoy convencida que todos tenemos un condimento especial para aportar y tener un mundo mejor, es cuestión de cuestionarse, explorar, animarse, arriesgarse, caer y levantarse las veces que sea necesario hasta encontrar nuestro potencial y lanzarlo al Universo. No es un camino fácil, por lo menos para mi no lo fue ni lo sigue siendo porque me considero en constante evolución y no me arrepiento en nada de haberlo recorrido!

Mira acá lo que comentan las personas que me contrataron =)